Como se hace un contrato

Como se hace un contrato

Cómo abrir una pequeña empresa : cómo hacer un negocio

El acuerdo en cuestión determina si esa promesa es para llevar a cabo una acción predeterminada, abstenerse de una operación o intercambiar bienes. Sin embargo, independientemente de la forma del acuerdo alcanzado, siempre es una buena idea ponerlo por escrito a efectos de gestión de contratos.
Hay muchas promesas de poca monta que se pueden confiar en un acuerdo verbal, y no todas las formas de acuerdo implican un contrato formal por ley. Cuanto más complejo sea el trato, más probable es que quieras recoger hasta el último detalle en un contrato detallado por escrito.
Incluso si crees que la otra parte del acuerdo es digna de confianza, es posible que se pasen por alto los términos y se confíe en las lealtades. No hay muchas pruebas de que la otra parte debía cumplir si llegas a un acuerdo verbal y no lo hace.
Es probable que nunca hayas escrito un contrato. Es un gran paso, pero no empieza con un bolígrafo y un papel y una lista de términos y cláusulas. Debes pensar en los elementos esenciales de un contrato mucho antes de empezar a preocuparte por los elementos esenciales del mismo.

Cómo hacer que un contrato sea legalmente vinculante

Un contrato no tiene por qué seguir una estructura determinada. En algunos casos, contendrá ciertas palabras, articuladas o implícitas, que servirán de base al acuerdo. Las condiciones o garantías del contrato deben ser esbozadas en estos términos.
Las garantías del contrato son palabras menores que no son esenciales para el acuerdo. Si las garantías no se cumplen, no tendrás derecho a anular el contrato; sin embargo, podrás reclamar una indemnización por los daños sufridos.
Un contrato de tipo estándar es un acuerdo preescrito en el que la mayoría de los términos están predeterminados y hay poco o ningún margen de negociación entre las partes. Normalmente, estos contratos se imprimen con unos pocos espacios en blanco para insertar nombres, firmas, fechas y otros detalles.
La mayoría de los contratos de formulario estándar se redactan para favorecer a la persona que los proporciona. Los términos de un contrato tipo pueden negociarse. Sin embargo, en determinadas circunstancias, no tendrá más remedio que “tomarlo o dejarlo”. Antes de firmar, lea todo el documento, incluida la letra pequeña.

Cómo redactar un contrato en 3 sencillos pasos

Los contratos se forman en la vida cotidiana de las personas cuando compran bienes (en persona, por teléfono o por Internet), así como en el curso de los negocios. Esta guía rápida le explicará cómo se hacen los contratos y cuáles son las responsabilidades que conllevan.
Los contratos garantizan que los derechos están asegurados por la ley, y que todas las partes pueden cumplir sus promesas. Si una de las partes incumple el acuerdo, las partes pueden tener algunas opciones (conocidas como “remedios”). Siempre que sea posible, es mejor redactar un contrato por escrito. Si las partes no se ponen de acuerdo sobre los términos del contrato o si son ambiguos, un juez tendrá que determinar qué significan esos términos. Para determinar los motivos de las partes, el tribunal examinará cómo se llevaron a cabo las instalaciones, las promesas y los intercambios.
Cuando una parte hace una oferta a la otra (por ejemplo, una oferta de empleo) y esa oferta es aceptada, se forma un acuerdo. Una oferta es un conjunto de condiciones a las que la persona que la hace está dispuesta a vincularse contractualmente. Una oferta se diferencia de una invitación a tratar, que sólo permite a cualquiera hacer una oferta pero no es contractualmente vinculante. Los anuncios, catálogos y folletos que enumeran los precios de los productos, por ejemplo, no son ventas sino invitaciones a tratar. Si lo fueran, el anunciante estaría obligado a suministrar el producto a cualquiera que lo “aceptara”, independientemente de las existencias.

Derecho laboral : cómo redactar un contrato

Aunque la ley no le obligue a tener un contrato por escrito, debería tenerlo si va a intercambiar algo de valor económico significativo. Si se encuentra en las siguientes situaciones, un contrato escrito es una idea inteligente:
No puede celebrar un contrato si es incapaz de comprender las consecuencias de sus decisiones debido a su estado mental. Por ejemplo, si estás totalmente ebrio, bajo la influencia de narcóticos o deprimido, puedes pedir que se anule cualquier contrato que hayas firmado mientras estabas en ese estado.
Sólo firme un contrato con alguien que tenga derecho a llevar a cabo los términos del acuerdo. Si vas a contratar con una empresa, por ejemplo, asegúrate de que estás tratando con el propietario o el director general.
Crear un contrato
Paso 1: Empieza por crear un prototipo de contrato.
Para empezar, puedes utilizar nuestro sencillo modelo de contrato. Lee los pasos que se indican a continuación sobre cómo redactar un contrato antes de utilizar la plantilla.
Paso 4: Incluya detalles sobre cómo se rescindirá el contrato.
Describa cómo se rescindirá el acuerdo. Si el contrato es para un intercambio de servicios único, por ejemplo, indique que el contrato finalizará cuando se presten los servicios. Si el contrato es para servicios continuos, puede incluir una cláusula en el contrato

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad