Contrato de servidumbre de paso

Contrato de servidumbre de paso

¿puede un propietario bloquear un derecho de paso?

El dominio eminente, también conocido como derecho de expropiación, es un concepto legal en Pensilvania que sólo se refiere a las líneas de transmisión federales, o a las líneas que transportan gas a grandes distancias entre dos o más estados. En otras jurisdicciones, el derecho de expropiación puede concederse a todas las empresas de gasoductos de recogida y entrega intraestatales.
Las líneas de recogida individuales (tuberías que conectan los pozos, las unidades de compresión y las estaciones de medición) no están sujetas al derecho de expropiación en Pensilvania, por lo que el operador de la tubería debe negociar las servidumbres con cada propietario a lo largo del recorrido de la tubería.
Una cláusula de la ley de Pensilvania permite a los propietarios de un “servicio público” obtener las servidumbres de los oleoductos mediante el dominio eminente. En el caso de una acción de dominio eminente, el tribunal o la autoridad reguladora pagaría al propietario del terreno el valor justo de mercado por la servidumbre.
Si está negociando una servidumbre de paso en su propiedad, debe tener en cuenta las normas del operador del gasoducto sobre el uso y el desarrollo del terreno cerca de los gasoductos y equipos de gas natural. Por lo general, se prohíbe a los propietarios construir edificios, almacenar algo que pueda convertirse en una obstrucción o plantar árboles o arbustos en el derecho de paso. La invasión del derecho de paso se describe como la construcción o plantación no autorizada en el derecho de paso de la tubería. Las prácticas de jardinería y agricultura suelen considerarse saludables. Sin embargo, antes de cavar o construir cualquier cosa dentro de la servidumbre, un funcionario del oleoducto debe marcar la tubería, clavar una estaca en el derecho de paso y aclarar las directrices de construcción de la empresa. Si la zanja de la tubería no se ha compactado adecuadamente, no se ha rellenado por completo y no se ha mantenido la profundidad del recubrimiento con el grosor adecuado, la actividad en la servidumbre de paso de la tubería puede suponer riesgos adicionales.

Derecho de paso a través de una propiedad privada

¿Qué es exactamente una servidumbre de paso?

Modelo de acuerdo de servidumbre de paso

Una servidumbre es un derecho legal concedido a una parte para utilizar un bien inmueble propiedad de otra. Los derechos del titular de la servidumbre para utilizar la propiedad son muy precisos y suelen estar restringidos. Una servidumbre no tiene relación con la propiedad o la posesión de un inmueble. El propietario sólo renuncia a determinados derechos sobre la parte de la propiedad utilizada para la servidumbre. Las servidumbres se conceden a empresas de servicios públicos, como las de gas y telecomunicaciones, para que puedan tender líneas bajo la propiedad privada. También se pueden conceder a particulares.
Las servidumbres y derechos de paso se documentan en la escritura de la propiedad. Por ejemplo, en una vía recíproca, el dueño de la propiedad “A” concede un derecho de paso al dueño de la propiedad adyacente (propiedad “B”), y el dueño de la propiedad “B” concede un derecho de paso al dueño de la propiedad adyacente (propiedad “C”) (propiedad “A”). Las servidumbres o derechos de paso sólo pueden producirse con la aprobación del Comité de Ajustes, por lo que es necesaria una solicitud al Comité de Ajustes.

A quién pertenece la propiedad del derecho de paso

La propiedad es una cosa curiosa, y eso es exactamente lo que vamos a ver aquí. Verá, el hecho de que usted tenga derecho a poseer un terreno no significa que otros no tengan el mismo derecho. Los derechos de propiedad, como los derechos de paso y las servidumbres, son buenos ejemplos de ello.
Otros podrán utilizar el terreno como resultado de estos derechos de propiedad. Los derechos generales de propiedad de otros sobre el terreno se conocen como servidumbres. Los derechos de paso, en cambio, son un poco más precisos. Veamos con más detalle lo que implica todo esto.
Una servidumbre es un documento legal que permite a una persona utilizar el terreno de otra. Los dos tipos principales son la servidumbre de paso y la servidumbre bruta. La primera se refiere a su derecho a utilizar la propiedad de otra persona, mientras que la segunda se refiere al uso del propio terreno en beneficio de los terrenos adyacentes.
El derecho de paso de una persona requiere que acceda a su propiedad y la utilice como paso. El camino que lleva o pasa por su propiedad es el ejemplo más evidente. Otros ciudadanos tienen acceso a este camino y están legalmente autorizados a hacerlo. El objetivo es ofrecer opciones de desplazamiento rentables. Su terreno no puede utilizarse para prohibir la entrada a la gente. En virtud de los derechos de paso, una parte de su propiedad puede denominarse propiedad pública.

Modelo de acuerdo de derecho de paso

Si nadie se opone, el título será tranquilizado y la propiedad será replanteada de acuerdo con la encuesta. Una servidumbre de paso para que una determinada mujer cruzara la propiedad para acceder a un vecindario fue un ejemplo del mundo real de un título aquietado. La servidumbre había estado vigente durante más de 75 años, la mujer había fallecido y el pozo había sido tapado por motivos de salud. Como la servidumbre ya no era necesaria, se rescindió.
A pesar de que la mayoría de las servidumbres “corren con la tierra” o pasan a manos de los nuevos propietarios de las propiedades implicadas, situaciones como ésta pueden hacer que una servidumbre sea inútil. Usted podría conceder a una empresa de servicios públicos una servidumbre para cruzar su propiedad con el fin de llegar a un lugar donde está haciendo reparaciones importantes o construyendo una nueva planta de energía. Si el proveedor de servicios públicos ha facilitado otro acceso a su emplazamiento, usted puede establecer una servidumbre que finalice en una fecha determinada o con un acontecimiento específico, como la finalización oficial de las reparaciones o la construcción.
Sin embargo, el abandono puede ser una zona gris. Normalmente no se llama abandono sólo porque la empresa ya no utiliza la servidumbre, como cuando deja de construir. La empresa tendría acceso a la zona de construcción inactiva si alguna vez decidiera reanudar las operaciones en ella, a menos que pueda demostrarse que la empresa nunca planeó reanudar las operaciones. Se podría argumentar que la intención de la servidumbre ha expirado en esta situación.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad