Elementos del contrato de fianza

Elementos del contrato de fianza

Contrato de fianza significado y característica en hindi

“Una fianza es un contrato proporcionado por un proveedor de seguros que (en la mayoría de los casos) garantiza una compensación monetaria en caso de que el contratista no cumpla. Aunque hay varias formas diferentes de fianzas, las dos más comunes son las fianzas de contrato y las comerciales.”
La fianza es la obligación que una parte (la compañía de seguros) asume ante otra (el beneficiario) de garantizar las deudas, los compromisos o el comportamiento de un tercero (el contratista).
En el sector asegurador convencional, las aseguradoras evalúan la probabilidad, la frecuencia y la gravedad de los incidentes de riesgo, y no hay recuperación en caso de siniestro.
Los aseguradores del sector de las fianzas evalúan el riesgo de crédito. En consecuencia, la gestión del riesgo en este contexto es algo similar a la evaluación del riesgo en un banco.
Las empresas de seguros abordarán la suscripción de fianzas de forma similar a como lo hacen los bancos cuando evalúan el crédito. Se trata de un mecanismo de selección de riesgos con un enfoque de suscripción de cero reclamaciones; un asegurador no suscribiría una fianza si existe un verdadero riesgo de que el contratista incumpla. Por ello, los elementos más importantes del análisis de riesgos son los siguientes:

Obligaciones, bonos a pagar y clasificación – financiera

En los sectores inmobiliario y de la construcción, las fianzas se utilizan para garantizar que un contrato se complete en caso de incumplimiento del contratista. Si usted está licitando un trabajo como contratista, es posible que el contrato incluya una fianza. Por lo tanto, echemos un vistazo a los componentes de una fianza antes de considerar cómo obtenerla.
Una fianza es un acuerdo entre el contratista, el cliente y una empresa de fianzas de terceros que protege financieramente a los clientes asegurando que el contratista cumpla con sus obligaciones contractuales. En caso de incumplimiento, la empresa de fianzas interviene para encontrar un contratista de reemplazo o compensar al propietario del proyecto por la pérdida financiera.
El primer paso es determinar si su proyecto o empresa requiere una fianza. Es casi seguro que necesitará una fianza si quiere licitar en proyectos de obras públicas o en varios contratos privados. Cuando se licita un contrato de construcción federal por valor de 150.000 dólares o más, se requiere una fianza de garantía. La mayoría de los gobiernos estatales y locales, así como las organizaciones privadas, exigen una fianza de seguridad.

Contrato de garantía en hindi | derecho

Para crear una empresa, emprender un proyecto de construcción pública o cumplir con un requisito judicial, puede ser necesaria una fianza. El mandante, el acreedor y el fiador forman un acuerdo tripartito conocido como fianza. La fianza compensará los costes y las penalizaciones en caso de que el mandante no actúe de la manera decidida por el afianzador y el acreedor. Es importante saber quiénes son las tres partes a la hora de solicitar una fianza de garantía para poder rellenar correctamente los papeles y asegurar una fianza.
La fianza es emitida por un proveedor de seguros para la seguridad del beneficiario. La fianza proporciona al beneficiario una garantía financiera de que el mandante cumplirá con su responsabilidad escrita y con sus obligaciones. Por ejemplo, se puede exigir a una empresa que entregue productos a un tercero en un plazo determinado. Si la empresa o el afianzado no cumplen con estas obligaciones, el acreedor presentará una demanda contra el afianzador, exigiendo que éste cumpla con el deber o pague la multa de la fianza.
El beneficiario es la parte que insiste en que el cliente obtenga una fianza. Normalmente, son departamentos gubernamentales, gobiernos locales, individuos o empresas. El beneficiario está cubierto por la fianza si el cliente no cumple con su parte del trato. Una fianza de pago, por ejemplo, cubre al beneficiario si un contratista no paga su parte.

Consejo #4: entienda los contratos – los 10 mejores consejos para el

Los contratistas de la construcción quieren poder cumplir con los estándares de las fianzas en los proyectos que ofertan de la manera más barata posible. El objetivo principal de un afianzador es encontrar contratistas que tengan la capacidad, la experiencia y la perseverancia para completar los proyectos de construcción que proponen. En consecuencia, la mayor parte del tiempo que se dedica a la adquisición de fianzas se emplea en conocer el mercado de los contratistas. La identificación de indemnizadores individuales con activos adecuados para mantener al afianzador libre de cualquier demanda presentada contra las fianzas es un paso secundario pero importante en el proceso.
Los contratistas tienen una gama de compañías de fianzas entre las que elegir. El contratista puede tener que pagar una prima diferente en cada una de las empresas de fianzas, lo que supone un ahorro de costes. Además, un afianzador puede emitir fianzas con un tope de dólares más alto que otro, lo que hace que el contratista pueda ofertar y completar más trabajos. Al contratista también le interesa conocer la solidez financiera y la experiencia del afianzador. Si surge un problema durante el proyecto, un afianzador estará más dispuesto a colaborar con el contratista para resolverlo que otro, evitando potencialmente un incumplimiento. A los contratistas les interesa saber más sobre estos problemas antes de decidirse por una empresa de fianzas.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad