Como se mide la potencia de un procesador

Como se mide la potencia de un procesador

Medir el consumo de energía de la cpu

La eficiencia energética es cada vez más importante en los entornos empresariales y de centros de datos, y añade otro conjunto de compensaciones a la mezcla de opciones de configuración. A la hora de gestionar los servidores, es importante asegurarse de que funcionan de la forma más eficiente posible, al tiempo que satisfacen las necesidades de rendimiento de sus cargas de trabajo. Windows Server está optimizado para lograr una excelente eficiencia energética con un mínimo impacto en el rendimiento en una amplia gama de cargas de trabajo de los clientes. El documento Processor Power Management (PPM) Tuning for the Windows Server Balanced Power Plan describe las cargas de trabajo utilizadas para ajustar los parámetros predeterminados en varias versiones de Windows Server y ofrece sugerencias para realizar ajustes personalizados.

Esta sección amplía las compensaciones de eficiencia energética para ayudarle a tomar decisiones informadas si necesita ajustar la configuración de energía por defecto en su servidor. Sin embargo, la mayoría del hardware del servidor y las cargas de trabajo no deberían requerir un ajuste de energía por parte del administrador cuando se ejecuta Windows Server.

Cuando ajuste su servidor para ahorrar energía, también debe tener en cuenta el rendimiento. El ajuste afecta al rendimiento y a la energía, a veces en cantidades desproporcionadas. Para cada ajuste posible, considere su presupuesto de energía y sus objetivos de rendimiento para determinar si la compensación es aceptable.

Medir el consumo de energía del PC

Los ordenadores forman parte de la sociedad actual. Son máquinas increíblemente potentes capaces de realizar tareas sorprendentes. Esto nos lleva a preguntarnos: ¿cuánta electricidad está consumiendo nuestro PC? Para ello, hay que aprender a medir el consumo de energía del PC con una calculadora de energía para PC.

  Subir potencia contratada gratis

Si utilizas un ordenador para tareas básicas como el procesamiento de textos y las redes sociales, probablemente tu PC no esté consumiendo mucha energía. Sin embargo, las tareas más exigentes, como la edición de vídeo o los juegos, pueden provocar un aumento del consumo de energía. Si eres el responsable de pagar las facturas de los servicios públicos en tu casa, es una buena idea saber cuánta energía consume tu PC. Saber cuánta energía consume tu ordenador puede ayudarte a elaborar un presupuesto.

¿Estás pensando en construir un nuevo PC? Si es así, es fundamental saber cuánta energía consume cada componente. Cualquiera que haya construido un PC conoce la importancia de una fuente de alimentación adecuada. Los componentes más potentes pueden requerir una cantidad significativa de energía. Después de gastar el dinero que tanto le costó ganar en piezas de alta gama, querrá asegurarse de que su fuente de alimentación pueda suministrar la potencia necesaria.

Monitor de consumo de energía

La velocidad de la CPU es el factor central del rendimiento de un ordenador. Aunque mucha gente utiliza la velocidad de reloj de una CPU para medir el rendimiento, ésta no es la única variable a tener en cuenta. Elementos como el bus frontal y la caché también desempeñan un papel importante en la velocidad de la CPU.

La medida más común de la velocidad de la CPU es la velocidad del reloj, que se mide en MHz o GHz. Un GHz equivale a 1.000 MHz, por lo que una velocidad de 2,4 GHz también podría expresarse como 2.400 MHz. Cuanto mayor sea la velocidad del reloj, más operaciones podrá ejecutar la CPU por segundo. Es importante tener en cuenta que la velocidad de reloj de una CPU no es el único factor que determina el rendimiento. Debido a las diferencias en la arquitectura del chip, un procesador puede ser capaz de realizar más operaciones que otro durante un ciclo. Por lo tanto, aunque el primer procesador tenga una velocidad de reloj inferior a la del segundo, en realidad puede ser más rápido.

  Diferencia precio potencia contratada

Algunos procesadores son "dual core" o "quad core". Estos términos indican el uso de múltiples CPUs en un mismo circuito. La idea detrás de este concepto es mejorar la velocidad de procesamiento mediante el uso de dos o más procesadores que pueden funcionar de forma independiente o cooperativa. La ventaja real sobre un procesador de un solo núcleo varía porque el software suele tener que optimizarse para los procesadores de varios núcleos para obtener una ventaja de velocidad significativa.

Potencia base del procesador

La disipación de energía del procesador o la disipación de energía de la unidad de procesamiento es el proceso en el que los procesadores de los ordenadores consumen energía eléctrica y la disipan en forma de calor debido a la resistencia de los circuitos electrónicos.

Diseñar CPUs que realicen tareas de forma eficiente sin sobrecalentarse es una de las principales consideraciones de casi todos los fabricantes de CPUs hasta la fecha. Históricamente, las primeras CPUs implementadas con tubos de vacío consumían energía del orden de muchos kilovatios. Las CPU actuales de los ordenadores personales de uso general, como los de sobremesa y los portátiles, consumen energía del orden de decenas a cientos de vatios. Algunas otras implementaciones de CPU utilizan muy poca energía; por ejemplo, las CPU de los teléfonos móviles suelen consumir sólo unos pocos vatios de electricidad,[1] mientras que algunos microcontroladores utilizados en sistemas embebidos pueden consumir sólo unos pocos milivatios o incluso tan sólo unos pocos microvatios.

  Ejes de transmision de potencia

Por ejemplo, el Pentium 4 a 2,8 GHz tiene una potencia térmica típica de 68,4 W y una máxima de 85 W. Cuando la CPU está en reposo, consume mucho menos que la potencia térmica típica. Las hojas de datos suelen contener la potencia térmica de diseño (TDP), que es la cantidad máxima de calor generada por la CPU que el sistema de refrigeración de un ordenador debe disipar. Tanto Intel como Advanced Micro Devices (AMD) han definido la TDP como la máxima generación de calor durante periodos térmicamente significativos, mientras se ejecutan cargas de trabajo no sintéticas en el peor de los casos; por tanto, la TDP no refleja la potencia máxima real del procesador. Esto asegura que el ordenador será capaz de manejar esencialmente todas las aplicaciones sin sobrepasar su envoltura térmica, o requerir un sistema de refrigeración para la máxima potencia teórica (que costaría más pero a favor de un margen extra para la potencia de procesamiento)[3][4].

Subir