Que color de coche paga mas seguro

Que color de coche paga mas seguro

El color del coche afecta al precio

Aunque el color del coche no suele influir en las tarifas del seguro de coche, los coches blancos, negros, azules y rojos suelen ser más caros en general, ya que son colores muy populares. Los colores populares de los coches pueden ser más caros porque su demanda es mayor.

Resulta que hay un color que se detiene más que otros, pero no es el rojo. El color de vehículo que más se detiene es el blanco. Sin embargo, el rojo ocupa el segundo lugar. El gris y el plateado completan la lista, ocupando el tercer y cuarto puesto, respectivamente.

Casi todos los estados permiten que las aseguradoras fijen las tarifas de los seguros de automóviles basándose parcialmente en el sexo. Este proceso puede aumentar tus tarifas en función de tu edad y sexo. A la hora de fijar las tarifas, sólo California, Hawai, Massachusetts, Montana, Carolina del Norte y Pensilvania prohíben a las aseguradoras utilizar el género.

Elegir el color adecuado siempre ha sido una parte importante y emotiva de la compra de un coche nuevo. Pero el color también puede influir en el valor de un vehículo a la hora de entregarlo y en el precio que alcanzará en el mercado de coches usados. En el mismo periodo, los coches naranjas y amarillos sólo perdieron un 22% de su valor.

¿Por qué los coches rojos son más caros de asegurar?

Los estudios han demostrado que los coches rojos y amarillos están implicados en más accidentes que sus homólogos azules, verdes, blancos o negros. Además, es un hecho que, por término medio, los conductores de coches rojos pagan tasas de seguro de coche más altas, pero ¿significa eso que todos los propietarios de coches amarillos y rojos pagan tasas de seguro más altas?

  Vender coche con seguro

Pues resulta que no es el color del coche lo que importa, sino el conductor del mismo. Algunas personas son conductores perfectamente seguros de coches rojos económicos o compactos perfectamente seguros; otras, en cambio, conducen sus camiones o todoterrenos amarillos respetando la ley. En ambos casos, estas personas pagan tarifas de seguro de coche bajas. En el otro extremo de la escala se encuentra el propietario de un coche deportivo rojo, o descapotable, o cualquier otro estilo de carrocería considerado “más caro”: estas personas pagan las mismas tarifas de seguro de coche que los conductores igualmente seguros de coches deportivos azules o dorados, descapotables, etc. ¿Empieza a ver un patrón?

El problema no es el color del coche, sino el tipo de coche (un mayor porcentaje de coches deportivos son rojos que de cualquier otro color; lo mismo ocurre con los camiones y todoterrenos amarillos), y el tipo de conductor (los conductores agresivos son más propensos a preferir el rojo, el amarillo u otros colores llamativos) cuando se combinan ambos. Así que es cierto que, si se comparan las tarifas de los seguros de coche de todos los conductores de coches rojos y de todos los conductores de coches azules, los conductores de coches rojos pagarían más, pero sólo porque los conductores de coches de colores llamativos son a su vez más propensos a realizar prácticas de conducción arriesgadas. Cuando se elimina de la ecuación al conductor arriesgado con actitud de corredor de velocidad, el coste de asegurar cualquier coche rojo/amarillo en comparación con un coche negro, blanco, verde o azul sería exactamente el mismo.

El color de coche más barato para asegurar

Recibimos compensaciones de algunos socios cuyas ofertas aparecen en esta página. No hemos revisado todos los productos u ofertas disponibles. La compensación puede influir en el orden de aparición de las ofertas en la página, pero nuestras opiniones editoriales y calificaciones no están influenciadas por la compensación.

  No me renuevan el seguro del coche

Muchos o todos los productos que aparecen aquí son de nuestros socios que nos pagan una comisión. Así es como ganamos dinero. Pero nuestra integridad editorial asegura que las opiniones de nuestros expertos no están influenciadas por una compensación. Las ofertas que aparecen en esta página pueden estar sujetas a condiciones.

Dispositivos antirroboDispositivos como las alarmas para coches o el seguimiento de vehículos pueden reducir las probabilidades de que un coche sea robado, y aumentar las posibilidades de recuperarlo si lo es. Los coches equipados con estas características cuestan menos de asegurar porque hay un riesgo reducido de que las aseguradoras tengan que pagar para reemplazarlos después de un robo.Así que al comprar un coche, los conductores no necesitan preocuparse por el color. Pero deben considerar la posibilidad de obtener varias cotizaciones de seguros para los vehículos que están considerando comprar. Al comprobar los precios de los seguros de varios coches de varias aseguradoras antes de comprar un vehículo, los conductores pueden asegurarse de que no están adquiriendo un coche que es costoso de asegurar. La buena noticia es que los conductores que quieren un coche rojo pueden seguir adelante y comprar uno sin preocuparse de pagar más para asegurarlo debido a su elección de color: Consulta las guías de The Ascent sobre los mejores seguros de coche baratos y las mejores compañías de seguros de coche.

Seguro de coche

Desde hace tiempo, el viejo mito de los seguros de que “los conductores de coches rojos tienen que pagar primas más altas” ha sido desmontado tanto por los profesionales del sector como por los escritores de contenidos novatos. Citando a funcionarios del Instituto de Información de Seguros, la CNBC ha informado en el pasado de que no existe una relación causal o correlativa entre el color del coche y las primas de los seguros. Sin embargo, a medida que el mito persiste, aumenta el número de encuestas y artículos de opinión que intentan invalidarlo. Pero, ¿tiene alguno de estos detractores datos que respalden este desmentido?

  Seguro coche segunda mano

Si observamos los datos con más detenimiento, queda claro que los consumidores eligieron los coches plateados en una proporción estadísticamente significativa. En el caso de los vehículos de motor clasificados como coches (no furgonetas ni camiones), el color plateado tenía 1,1 veces más probabilidades de ser declarado como color principal del coche que cualquier otro color de la lista. Puede parecer un margen escaso, pero las cifras realmente reafirman la supremacía del plateado.

El color del coche también puede estar relacionado con el tipo de carrocería del vehículo cuando se trata de marcas pesadas. Por ejemplo, sólo un 1,7% de los vehículos negros podrían clasificarse como furgonetas. (Los vehículos de cualquier color que no sea negro tenían 2,9 veces más probabilidades de ser clasificados como furgoneta que los vehículos negros. Cabe destacar que los vehículos verdes, en particular, tenían 4 veces más probabilidades de ser una furgoneta que los negros. Esto nos lleva a preguntarnos: ¿podría la furgoneta de tipo 2 de VW volver a ser de color verde?